Community manager: delegar no es la solución. Nada sale gratis

Me ha llamado poderosamente la atención en el curso de Community manager en Aulacm la exposición de las ventajas que para las empresas tiene el hecho de intentar que sus empleados utilicen redes sociales como Facebook para implementar su presencia en las redes sociales.

Actualmente Facebok no está funcionando como debiera como herramienta para gestionar la identidad digital de las empresas  porque las cosas no se están haciendo del todo bien.  La solución en una red que se utiliza en el tiempo libre especialmente entre amigos y conocidos, cada vez más desprofesionalizada es buscar adeptos (followers)  de las fan page de las empresas en dos nichos muy concretos: los propios clientes y los empleados

Nada que objetar a la colaboración de los clientes, el boca a boca virtual, utilizado desde que el mundo es mundo,  pero…¿Y los empleados?

¿Hasta qué punto se le puede pedir a un trabajador que utilice su perfil social para promocionar a la empresa que le paga? Resulta difícil contestar a esta pregunta, cuando son conocidos los casos de demasiados sujetos que han perdido sus trabajos por culpa, precisamente, de Facebook.

Ocurre con enorme frecuencia en algunos medios de comunicación, cuando el experto en redes da un cursillo muy breve, se marcha y abandona  la responsabilidad de la presencia en los medios, el retwitteo y el share en Facebook en manos de los curritos que acudieron a sus clases, que probablemente, en muchos casos no fueron tan buenas como las que imparten @BrunoVD o @FerRubioA

Se delegan las labores de Community manager  en los empleados, que tienen que soportar, a veces no de muy  buen grado, una actividad adicional que les sobrecarga de trabajo y les impide realizar las funciones propias de su puesto.

Ser periodista es un plus añadido para trabajar como Community manager, pero Comunitty de verdad.  El retuiteo sin ton ni son de infinidad de contenidos de forma rutinaria en un medio de comunicación puede acabar por resultar contraproducente. Lo mismo sucede con los contenidos-

Esta práctica se utiliza especialmente en el ámbito del periodismo y de las páginas webs, y muchas veces se consigue un efecto no deseado: cansar a los usuarios y amigos de los communitys forzosos ,  y provocar un rechazo hacia la página web o la marca. Y todo por culpa del sobresfuerzo del empleado supuestamente bien intencionado, que a lo peor se está vengando con la actividad incesante por el aumento de sueldo que no recibió en enero del año pasado.

Las labores de un community manager son de tal importancia que no se deben delegar por completo en alguien que no quiera asumirlas. El equipo al que se adiestre en un curso de empresa debe tener cierta vocación y a sus jefes, los que nos paguen,  ha de hacérseles saber que no se trata tan sólo de mover un dedo varias veces al día por la empresa. Para triunfar en la red como me dijo en una ocasión uno de los fundadores de Microsiervos- de los primeros blogueros que consiguieron vivir de su trabajo-, aparte de la creatividad, lo más importante es darle al “pico y a la pala”. O lo que es lo mismo, dedicarle todo el tiempo que sea menester al trabajo.

Los presupuestos demasiado ajustados acaban saliendo muy caros. Se debe ofrecer un servicio integral a las empresas a toda costa. Nadie da duros a cuatro pesetas.

Se ha de instruir a los trabajadores en profundidad, amén de supervisarlos, si pretendemos que acaben sustituyéndonos en algunas de las funciones que sus jefes podrían encargar directamente a la empresa que les oferta el curso de formación. No hacerlo es tirar piedras contra el tejado de todos y desprestigiar la profesión más demandada de los últimos tiempos: Community Manager.

La nueva sociedad de la Información plantea  algunos dilemas  inquietantes: ¿Debe darse un incentivo económico a los trabajadores por hacer crecer su empresa en las redes sociales? ¿Si se niegan a utilizar sus perfiles sociales personales nos resulta de alguna utilidad un huevo sin seguidores en twitter, creado bajo presión?

Por otra parte, es cierto que en algunas profesiones, como el periodismo, conocer y utilizar las herramientas para manejar las redes sociales es tan necesario como saber usar el ordenador. Los más veteranos aún recuerdan como los representantes  sindicales de un diario allá por los años 80  pretendían que se siguiera usando la máquina de escribir  porque no querían quedarse ciegos.  Parece increíble, pero es cierto.  ¿La solución en los medios crear un híbrido entre community manager y periodista? Os agradecería que me contestáséis a las preguntas que planteo en este post.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Social Media y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

19 respuestas a Community manager: delegar no es la solución. Nada sale gratis

  1. Muy buen post, Sara, muy bien resumido y con ampliación de conceptos y ejemplos además. Me gusta mucho como escribes. Un saludo

  2. luigysoul dijo:

    Enhorabuena por tu blog Sara. Saludos

  3. Marta Gómez dijo:

    Fantástico articulo. Cuánta energía!!! Saludos

  4. elenacharameli dijo:

    ¡Qué bien Sara! un tema muy importante a tener en cuenta, lo has defendido estupendamente.

  5. BrunoVD dijo:

    Genial, me he quedado boquiabierto. Totalmente de acuerdo en todo. El mayor problema de esta profesión es que la gran mayoría de Community Managers no están bien formados o no lo son por vocación. Se ha improvisado mucho par incorporar este puesto en las plantillas y no ha hecho ningún favor a que las empresas crean en ESTO.

    🙂 Igual que las máquinas de escribir, ¿os imagináis que alguien en su trabajo hoy en día no supiera utilizar el Email? Hace 5 años era comprensible. Pues igual, todos los trabajadores mañana deberían ser capaces de buscar información determinada en Twitter, poder dialogar y comunicarse en redes sociales, saber suscribirse o seguir blogs de interés sobre su temática, estudiar a la competencia, escribir o preparar contenido en el que realmente sea especialista, trabajar en entornos colaborativos online, etc.

    Nunca los empleados genéricos deberán hacer de Community Managers. Todo lo contrario. En pocos años ese puesto lo ocuparán 3 o 4 personas distintas especializadas en cada una de las áreas de todo lo que hoy en día suele hacer un solo Community Manager. Jajaja, eso creo yo.

    Bueno comienzo genial. Se notan las tablas. Saludos y muchas felicidades.

  6. sara olivo dijo:

    Muchas gracias a todos. No cfreo que el próximo me quede igual. Ojalá vayan los tiros por donde apuntas, Bruno.

  7. Teresa dijo:

    Estupendo artículo Sara, es habitual exigir que el trabajador “promocione” el perfil de la empresa en redes sociales si la preparación para ello. Te suelta la bomba tu jefe y a correr… búscate la vida!
    No entienden que es un trabajo de muchas horas y que necesita unas habilidades específicas, últimamente parece que sólo disfrutan o tienen un orgasmo con la cuenta de resultados.
    Me encanta tu artículo, recoge exactamente lo que está sucediendo y muchas gracias por compartirlo de este modo tan ameno.

  8. auroralorente dijo:

    La ignorancia de las empresas respecto a lo importante de una buena gestión de Community es lo que hizo (como comentas) que hubieran y hayan despidos de empleados usuarios a redes sociales. Primero habría que valorar mas la profesionalidad del individuo en cuestión y dejar a un lado la vida personal de dicha persona y por otro lado la mentalidad de la empresa debe desarrollar aún esa “apertura de mentalidad” que tanto necesita para darse cuenta de lo importante que es la implicación dentro del mundo de la comunidad por el trato directo con el cliente objetivo. Así como proporcionar formación a su plantilla para llevarlo a cabo.
    Muy buen articulo Sara! 😉

    • Sara Olivo dijo:

      Es verdad…Yo creo que todos conocemos el caso de alguien que ha sido despedido por comentar algo en Facebook inapropiado. En Estados Unidos es muy exagerado, ya os contaré una anécdota muy buena. Poero no la voy a escribir aquí por si está Obama fisgando…

  9. lulozano dijo:

    Sara enhorabuena por tu blog!

  10. maelozano dijo:

    Creo que ya te lo comenté en facebook, Sara, pero no importa… Una gran entrada; nosotros somos los primeros que debemos poner en valor nuestro trabajo. Si además, somos periodistas, como en tu caso y el mío, entonces aportamos un plus de experiencia. ¡Gracias!

  11. ainhoahdz88 dijo:

    Es una pena que en muchas ocasiones no puedas compartir libremente ciertos contenidos por el “miedo” a que lo vea tu empresa. Recoges exactamente todo lo que está sucediendo en la actualidad. Enhorabuena por esta gran entrada.

  12. Esta claro que para ser un buen Community Manager hay que ser periodista. ¿ Y los que no hemos estudiado periodismo , podremos llegar a ser algún día buenos Community Manager?

    • Sara Olivo dijo:

      No es cierto. He conocido a algunos muy buenos que no son periodistas. Hacen falta muchísimas habilidades, como ha dicho Bruno esta mañana

  13. parguelles dijo:

    Me gusta mucho tu artículo Sara pero creo que si, que los periodistas, por el bien de sus carreras tendrán que evolucionar y ser un híbrido entre periodista y Community Mannager esto no quiere decir que los demás, que no somos periodistas, no podamos ser buenos Community Mannagers.
    Al periodista no le queda otra, tiene que meterse en un curso de aula CM para subsistir en este mundo tan cambiante. Yo desde luego a mis amigas periodistas se los recomiendo.

  14. juansiro dijo:

    Sara lo has bordado. Enhorabuena

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s